martes, 23 de junio de 2015

6 EL SISTEMA NERVIOSO EN LOS MOLUSCOS

El sistema nervioso de los moluscos se deriva del patrón básico visto en los gusanos, los ganglios cerebrales forman un anillo que proyecta dos parejas de médulas ubicadas ventral y lateralmente tal como en los aplacóforos.

Los aplacóforos son moluscos primitivos que aún mantienen el plano corporal vermiforme y el sistema nervioso en escalera típico de otros protostomos como los anélidos y los artrópodos.

Las médulas ventrales o pedales se conectan a los músculos del pie, conformando los nervios motores voluntarios. Mientras que las medulas laterales se conectan al manto y a las vísceras siendo nervios involuntarios. Existen comisuras que conectan los nervios creando una estructura en red o en escalera. Sin embargo los moluscos difieren de los anélidos y artrópodos en que los nervios ventrales portan ganglios secundarios organizados sementalmente.

Existe entonces una recentralización cerebral con cinco ganglios principales. Cuatro de estos se ubican anteriormente, dos de forma dorsal y uno de forma ventral creando un gran anillo a través de comisuras que envuelve el tracto gastrointestinal. Designados en parejas los que se encuentran dorsalmente se llaman: ganglios cerebrales y ganglios pleurales, mientras que los restantes se denominan ganglios ventrales. Algunos moluscos presentan una pareja extra de ganglios en la región posterior del cuerpo denominados ganglios viscerales cerca de los músculos abductores.

Los moluscos más recientes generalmente fusionan los ganglios cerebrales y pleurales en estructuras asociadas denominadas ganglios cerebropleurales. Uno de los rasgos más importantes de los moluscos recientes es su torsión, lo cual lleva los ganglios posteriores al frente, así como a la simplificación de algunos nervios y la generación de más ganglios en otras regiones del cuerpo.

Sin duda los cefalópodos son los invertebrados que presentan un mayor nivel de especialización en sus sistemas nerviosos, los ganglios se unifican en la región anterior del cuerpo en un cerebro encerrado al interior de un cráneo cartilaginoso. Adicionalemente este sistema nervioso presenta neuronas particularmente grandes que permiten un estudio microscopico más sencillo, de hecho, mucho del conocimiento básico del sistema nervioso en el ser humano ha dependido de las neuronas gigantes de los calamares de laboratorio.


En los caracoles y babosas la escalera se dobla formando un ocho complejo. Del cerebro en anillo salen tres nervios longitudinales, dos de ellos corren por el vientre hasta el ganglio subintestinal donde se fusionan, de allí el nervio ventral corre hasta los ganglios viscerales en el cuerpo del animal, allí se fusionan con el tercer nervio longitudinal llamado visceral, el cual transcurre dorsalmente.


Los bivalvos presentan un sistema nervioso más simple. Del anillo nervioso o cerebro emergen cuatro nervios longitudinales, dos hacia las vísceras y otros dos hacia el pie muscular.


El sistema nervioso de los cefalópodos es por mucho el más complejo de los moluscos, se encuentra un ganglio bien centralizado rodeado por un cráneo al que podemos llamar cerebro. De este emergen dos nervios principales longitudinales con algunos ganglios secundarios importantes donde se ubican las neuronas gigantes.

Referencias generales: (Bear et al., 2006, 2007; Belk & Maier, 2013; Blumenfeld, 2011; Brusca et al., 2003; Cleveland et al., 2013; Goodenough & McGuire, 2012; Hoefnagels, 2015; Kandel et al., 2000; Kardong, 2011; Karp, 2013; Mason et al., 2014; Moore, 2006; Rhoades & Bell, 2013; Sadava et al., 2014; Shepherd, 1994; Simon et al., 2013; Solomon et al., 2008; Starr et al., 2013; Stern et al., 2008; Wayne, 2009)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los que nos ven