martes, 23 de junio de 2015

7 EL SISTEMA NERVIOSO DE LOS ARTRÓPODOS

La estructura general del sistema nervioso de los artrópodos es virtualmente igual al de los anélidos, la formación de apéndices y de un exoesqueleto no lo ha modificado de mayor forma a parte de 

Los artrópodos presentan un sistema nervioso semejante al de escalera, un cerebro en forma de anillo que rodea al tracto gastrointestinal del cual emergen dos nervios longitudinales principales. Los insectos se acoplan a este esquema.

El gran ganglio cerebral está compuesto linealmente por tres ganglios denominados protocerebro, detiterocerebro y tricerebro. El tricerebro es un anillo ganglionar que rodea el tracto gastrointestinal y del cual se derivan dos nervios longitudinales ventrales principales que se fusionan posteriormente.

El par de nervios longitudinales pueden proyectarse muy cerca haciéndolos pareces uno solo, ambos se proyectan a través del vientre, rasgo que comparten con muchos otros protostomos.

Los nervios principales poseen ganglios secundarios de forma segmentada que almacenan los cuerpos neuronales, aunque en varios grupos de artrópodos estos segmentos ganglionares tienden a fusionarse.

A pesar de esto también se presentan sistemas nerviosos en los que los nervios longitudinales jamás se fusionan, en lugar de eso se comunicaban por comisuras formando una estructura en escalera. Por ejemplo en los dos modelos anteriores podemos apreciar a la derecha tenemos el sistema nervioso de algunos crustáceos que aún conservan el patrón de escalera y a la derecha el sistema nervioso de crustáceos pertenecientes a grupos evolutivamente más recientes.

Sistema nervioso de los insectos, se caracteriza por una práctica fusión de los dos nervios longitudinales y la presencia de ganglios en los segmentos.

El sistema nervioso más especializado de los artrópodos es presentado por los queliceriformes “modelo siguiente”, tanto sus cuerpos externos como sus sistemas nerviosos presentan una potente fusión de los ganglios, por lo que los cordones nerviosos en el tórax tienden a agruparse en un grupo muy denso de ganglios como si se tratara de un cerebro secundario, a partir de aquí si se proyectan los dos nervios longitudinales típicos del sistema nervioso de los protostomos. En el modelo siguiente se presenta a la izquierda a los escorpiones y a la derecha a las arañas.

Los escorpiones difieren un poco, ya que a partir de los ganglios del tórax emerge un único nervio longitudinal que se bifurca en los dos cordones casi al final de la cola.



Referencias generales: (Bear et al., 2006, 2007; Belk & Maier, 2013; Blumenfeld, 2011; Brusca et al., 2003; Cleveland et al., 2013; Goodenough & McGuire, 2012; Hoefnagels, 2015; Kandel et al., 2000; Kardong, 2011; Karp, 2013; Mason et al., 2014; Moore, 2006; Rhoades & Bell, 2013; Sadava et al., 2014; Shepherd, 1994; Simon et al., 2013; Solomon et al., 2008; Starr et al., 2013; Stern et al., 2008; Wayne, 2009)

1 comentario:

  1. ¡Muchas gracias por esta entrada! Todo está muy bien explicado y las figuras hacen que se entienda todo mucho mejor. ¡Gracias otra vez!

    ResponderEliminar

Los que nos ven