lunes, 15 de octubre de 2012

9 SISTEMA DE GRUPOS DE SANGUÍNEOS

Los sistemas de tipo sanguíneo fueron desarrollados para disminuir los riesgos de la transfusión de sangre de humano a humano, aunque de hecho los chimpancé son los suficientemente compatibles evolutivamente para entrar en la posibilidad de transfusiones. En ambos caso el problema es la compatibilidad inmunológica establecida por receptores de membrana de los eritrocitos. Si el sistema inmune los detecta como extraños mata a los eritrocitos impidiendo su función de transporte de oxígeno, condenando al paciente a muerte por hipoxia. Para evitar eso se debe transferir sangre con el mismo tipo de receptor y en consecuencia el sistema inmune no la ataca. Existen receptores que generan una respuesta inmune fuerte y otros que generan una respuesta inmune débil.  Los receptores que generan una respuesta inmune fuerte son los que deben ser rastreados de forma preponderante, y corresponden a los dos sistemas más comunes: el HB0 y el factor Rhesus. Se los denomina como de respuesta fuerte ya que pueden matar en una sola transfusión. Existen otros tipos de receptor que solo se hacen importantes cuando el paciente debe ser sometido a constantes transfusiones de sangre, debido a su efecto débil en individuos en los que se transfiere sangre una vez, se los denomina como de respuesta inmune débil.

Referencias básicas: (Brusca et al., 2003; Goodenough & McGuire, 2012; Kardong, 2011, 2014; Karp, 2013; Mauseth, 2012; Rhoades & Bell, 2013; Ross & Pawlina, 2011; Silverthorn et al., 2010; Stern et al., 2008; Wayne, 2009)

9.1 El sistema HB0

Los tipos de sangre A, B, AB y 0 "cero" se basan en la presencia o ausencia de diferentes antígenos presentes en los glóbulos rojos. Para ser más claros, los antígenos son proteínas ancladas a la membrana de los glóbulos rojos, que sirven como banderas de identificación para el sistema inmune del cuerpo, y de esa manera identificar las células propias de células extrañas. Las personas que poseen glóbulos rojos cubiertos con proteínas de tipo A o de tipo B se dice que tienen un tipo de sangre A o tipo B respectivamente. Si la persona expresa las dos proteínas al mismo tiempo, se dice que su tipo de sangre es AB. Si la persona no expresa ninguno se dice entonces que es de tipo O (que se lee cero).

En el sistema AB0 debemos distinguir entre dos tipos de proteínas, primero está el antígeno de superficie que se encuentra insertado en la membrana del glóbulo rojo. La segunda es la inmunoglobulina anticuerpo. Para el tipo de sangre A se tiene en antígeno A y el anticuerpo B, para el tipo de sangre B se tiene en antígeno B y el anticuerpo A, para el tipo de sangre AB se tiene ambos antígenos pero ningún anticuerpo "o se autoaglutinaria su propia sangre", mientras que para el tipo de sangre 0 no se presentan antígenos de membrana pero si ambos anticuerpos.

El conocimiento de los tipos de sangre es importante para las transfusiones de sangre, una combinación inapropiada entre sangres de diferentes grupos puede conllevar a una aglutinación de la sangre masiva y fatal, debido a que el sistema inmune reconoce a la sangre transfundida como un cuerpo extraño y potencialmente peligroso. La aglutinación de los glóbulos rojos puede conllevar a una circulación sanguínea inapropiada, cristalización de la hemoglobina liberada y eventualmente falla renal.

Una persona con  tipo de sangre A puede recibir sangre de otra persona con su mismo tipo de sangre, o de una persona cuyos glóbulos rojos no posean antígenos de marca, es decir tipo 0. Una persona tipo B sigue el mismo patrón. Esto se debe a que una persona con sangre A posee anticuerpos en su sangre que reconocen y aglutinan al marcador B, por lo que se denomina inmunoglobulina M anti B. Una persona con ambos tipos de marcadores en la sangre no posee inmunoglobulinas anti y por lo tanto puede recibir sangre de cualquiera. Una persona de tipo 0 posee ambas inmunoglobulinas anti, y por lo tanto solo puede recibir sangre de una persona de tipo 0.

Debido a que las personas tipo AB pueden recibir sangre de cualquiera se los denomina receptor universal; y del modo inverso, debido a que una persona tipo 0 puede donarle a cualquiera se la denomina donante universal. Los tipos de sangre pueden ser una herramienta de identificación humana de tipo forense o de parentesco genético. Esto se debe a que el sistema AB0 es un sistema de genes mendeliano clásico con un gen y tres alelos. La frecuencia de los alelos A, B y 0 varía dependiendo del origen poblacional, algunos alelos son más frecuentes en unas poblaciones y menos frecuentes en otras. En los Estados Unidos y en América Latina los tipos de sangre más comunes son el 0, es decir, el genotipo de la mayoría de la población será 00. Es más, los grupos de sangre pueden generar agrupaciones dentro de un mismo país debido a diferencias de clase y de parentesco. Sin embargo, este tipo de segregación fenotípica está decayendo poco a poco, con el incremento de la movilidad geográfica, social y cultural. El tipo de sangre de una persona no se relaciona con el tipo de hemoglobina que posee, esto se debe a que son dos tipos de proteínas diferentes que se encuentran en lugares diferentes, la hemoglobina es una proteína soluble que se encuentra flotando en el plasma o el citoplasma, mientras que las proteínas AB se encuentran ancladas a la membrana de los eritrocitos.

Referencias básicas: (Brusca et al., 2003; Goodenough & McGuire, 2012; Kardong, 2011, 2014; Karp, 2013; Mauseth, 2012; Rhoades & Bell, 2013; Ross & Pawlina, 2011; Silverthorn et al., 2010; Stern et al., 2008; Wayne, 2009)

9.2 Factor Rhesus

Otro de los tipos de sangre muy utilizados es el factor Rhesus (Rh), el cual también es una proteína de membrana. El Rh es un sistema complejo el cual aborda tres genes que producen los antígenos C, D y E.  El Rh D es el más importante y puede encontrarse en el 85% de la población que se clasifican como Rh+, el restante 15% es denominado Rh- El conocimiento del factor Rh es importante en mujeres embarazadas debido a que la vida él bebe puede estar en peligro, y por lo tanto, generase un aborto espontáneo si el bebé hereda Rh+ del padre, siendo la madre Rh-.

Durante el primer embarazo no se corren problemas serios ya que en ese solo se forman los anticuerpos anti Rh, sin embargo en un segundo embarazo en el que la disparidad fenotípica se dé, el sistema inmune de la madre formará una reacción inmune en contra de la sangre del bebé que ingresa a su sistema. Para prevenir eso, la madre recibe inmunoglobulinas anti Rh D alrededor del día 28 de embarazo y justo antes del parto. La inmunoglobulina se une a las células Rh+ del bebe en el sistema sanguíneo de la madre y evita que ella produzca sus propias inmunoglobulinas anti D.

¿Y cuál es el sentido de esto?, es simple, el sistema inmune posee memoria, administrando la inmunoglobulina de manera externa se evita que la madre genere una memoria y por lo tanto que monte una respuesta inmune en futuros embarazos. No existen problemas de incompatibilidad tan serios en el sistema AB0 entre madres y bebes, debido a que las inmunoglobulinas que son específicas para estas proteínas son de tipo M y/o puede cruzar la placenta. Sin embargo en casos raros cuando la madre es tipo 0 y él bebe es cualquier otro tipo, este puede nacer con síntomas leves de anemia con niveles levemente altos de bilirrubina.

Debido a estas complicaciones, siempre se recomienda a las mujeres embarazadas  determinar su tipo de sangre durante su primera visita prenatal. Existen más de 600 tipos de antígenos de sangre que han sido descritos desde el descubrimiento de los AB0 y Rh, pero son considerados antígenos menores. Sin embargo pueden ser incluidos en los análisis de pacientes que requieren transfusiones de sangre muy frecuentes.

Referencias básicas: (Brusca et al., 2003; Goodenough & McGuire, 2012; Kardong, 2011, 2014; Karp, 2013; Mauseth, 2012; Rhoades & Bell, 2013; Ross & Pawlina, 2011; Silverthorn et al., 2010; Stern et al., 2008; Wayne, 2009)


9.3 Sistema secretor

En el año 1926 se observa por primera vez que los antígenos A, B, O (H), no solamente se encontraban en eritrocitos, sino que también se venía observando especificidades antigénicas ABH en los líquidos y secreciones corporales: lágrimas, saliva, semen, sudor, líquido amniótico. Donde mayor cantidad de antígenos se manifestaba era en la saliva. Más tarde se vio la existencia de esas sustancias antigénicas con especificidad grupal en líquidos y secreciones estaba regulado por un locus autosómico dialélico: Secretor (Se/se). Aparecían tres genotipos posibles ! Se/Se, Se/se y se/se.

El Se es dominante con expresividad completa sobre s. Los dos primeros genotipos (Se/Se y Se/se) son los responsables del fenotipo secretor de antígenos ABH. Mientras que el tercer genotipo correspondería a las personas no secretoras ABH. Este fue el segundo avance en el descubrimiento de este locus. El interés empezó a incrementar cuando la genética bioquímica interrelacionó el locus secretor, el Hh y el ABO. Se llegó a demostrar que el locus secretor regula la actividad del locus Hh cuando se intenta explicar la presencia o ausencia de antígenos ABH fuera de los glóbulos rojos. El locus secretor regula la función del locus Hh, mientras que este a su vez regula la actividad del ABO, la expresión de toda esta relación puede escribirse La ausencia de Se inhibe la actividad del alelo H sobre la sustancia precursora, y por tanto no se puede desarrollar la actividad del sistema ABO. Hoy en día a este locus se le está confiriendo importancia debido a la relación de la no presencia de Se con enfermedades crónicas. También existe una relación entre poseer el alelo Se y un mayor riesgo de tener un aborto.

Referencias generales: (Daniels, 2008; Friedman, West, & Bizargity, 2016; Race, Sanger, & Fisher, 1962)

9.4 Sistema Lewis

Es conocido corrientemente como otro de los sistemas eritrocitarios inmunológicamente débiles. Tiene una doble importancia por: El locus Lewis interrelaciona su genética bioquímicamente con el locus ABO, por tanto, es imprescindible tener en cuenta este sistema cuando se estudia el ABO y los sistemas asociados. Este sistema Lewis es inicialmente plasmático, y una vez que se forman bioquímicamente son adsorbidos por la membrana del eritrocito. Los antígenos Lewis, por tanto, se generan en el plasma, que es un líquido corporal. Existen dos antígenos diferentes para este sistema: Lea y Leb. El primero es un antígeno simple, mientras que es segundo es compuesto, y además el antígeno Lea, sólo se produce por la actividad de uno de los alelos que se segregan del locus Lewis.

Podemos señalar que el locus Lewis está controlado por dos alelos: Le/le, y por tanto aparecen 3 genotipos posibles ! Le/Le, Le/le y le/le. Le es dominante sobre le, y además también se ha constatado que el Le es un gen activo, mientras que le es un gen amorfo del que no se le conoce producto alguno. Los dos primeros genotipos son los que generan el antígeno Lewis simple, y por tanto, esas personas son siempre portadoras del antígeno con especificidad Lewis, que genotípicamente se denota Lea+. El tipo le/le, es el que corresponde al genotipo Lea-, nunca Leb+ La inferencia inmediata es que los alelos ABO necesitan de manera obligatoria, para provocar la síntesis de antígenos ABO es el sustrato conocido como Ag H, mientras que le alelo Lewis no requiere el alelo H, pero si la sustancia sustrato inicial de la que parten todas la rutas bioquímicas.

Referencias generales: (Daniels, 2008; Friedman et al., 2016; Race et al., 1962)


9.5 Sistema MNS

Históricamente fue el segundo que se descubrió después del ABO. Unos años después se detectan otros dos anticuerpos de origen humano, denominados haloanticuerpos ( pertenecientes a la misma especie), fueron el Anti S y el Anti s, estos dos alelos tenían la propiedad de ser antitéticos, pero su mayor propiedad es la de que el locus Ss aparece estrechamente ligado al MN, esto se detectó a través de análisis de segregación familiar. Aparecen en el cromosoma número cuatro del genoma humano. Se puede señalar que estamos ante un sistema sanguíneo con dos loci estrechamente ligados, esto hace que la recombinación sea posible, pero altamente improbable. Los genes del sistema MNSs se transmiten en bloque en la meiosis para dar lugar a asociaciones o haplotipos. 

Referencias generales: (Daniels, 2008; Friedman et al., 2016; Race et al., 1962)

9.6 Sistema Duffy

Es el primer grupo sanguíneo que se localiza en el genoma humano, más exactamente en el cromosoma uno, cerca del centrómero y por tanto es sinténico con el locus Rh. Otra razón de su importancia es porque se conoce con bastante detalle a nivel de genética molecular. Los antígenos más frecuentes son Fya y Fyb, que se distinguen únicamente en un aminoácido de la secuencia proteica. Hoy también se conoce que existe un cuarto alelo, el Fyx, y también se sabe que este es una variante del Fyb. La tercera razón de su importancia es que se sabe que los individuos Duffy activos y frecuentes (Fya y Fyb) son receptores de los agentes parasitarios que inducen la malaria (Plasmodium vivax). Cuando la sangre humana del fenotipo Duffy nulo se enfrentan a la sangre del parásito P. knowlesi, este encuentra resistencia a infectar la sangre. 

Referencias generales: (Daniels, 2008; Friedman et al., 2016; Race et al., 1962)

9.7 Sistema Xg

Fue el último grupo sanguíneo que se descubre dentro del genoma humano. En 1962 se descubre el sistema Xg, y se detecta un nuevo anticuerpo en el suero de una mujer que había tenido un hijo con incompatibilidad feto-materna. Se le denominó Anti Xga.

Referencias generales: (Daniels, 2008; Friedman et al., 2016; Race et al., 1962)

9.8 Sistema Chido/Rodgers (Ch/Rg)

El primer ejemplo de anti-chido, fue estudiado en 1962. Posteriormente se identificaron seis ejemplos más en 1964-1965. inicialmente fue considerado como célula blanca o anticuerpo del HLA.

Referencias generales: (Daniels, 2008; Friedman et al., 2016; Race et al., 1962)

9.9 Sistema Cartwrigth (Yt)

Fue descubierto en 1956 por Eaton. Este antígeno se probó que era un carácter hereditario dominante e independiente de otros sistemas conocidos en ese momento.

Referencias generales: (Daniels, 2008; Friedman et al., 2016; Race et al., 1962)


9.10 Sistema Cromer

Fue descubierto en 1965 en el suero de un americano africano prenatal. Se comprobó tras diversos análisis que el anticuerpo no era del sistema Rh y fue nombrado como Cromer.

Referencias generales: (Daniels, 2008; Friedman et al., 2016; Race et al., 1962)

9.11 Sistema Colton (Co)

En 1967 Heisto informo de tres ejemplos de un anticuerpo semejante , contra un antígeno de elevada frecuencia que nombraron como Co. Posteriormente en 1970 se identificó el Anti- Cob y el grupo sanguíneos quedó establecido.

Referencias generales: (Daniels, 2008; Friedman et al., 2016; Race et al., 1962)

9.12 Sistema Kidd

El primer caso hallado fue en 1951 en el cual, el citado anticuerpo porvocó una enfermedad hemolítica en el recién nacido. Se le dio el nombre de Jk, posteriormente apareció el Jkb.

Referencias generales: (Daniels, 2008; Friedman et al., 2016; Race et al., 1962)

9.13 Sistema JMH

Normalmente son anticuerpos hallados en personas de avanzada edad. Casi siempre es una supresión adquirida del antígeno y hasta la fecha solo se ha sabido la existencia de una familia con JMH- heredado.

Referencias generales: (Daniels, 2008; Friedman et al., 2016; Race et al., 1962)

9.14 Sistema Diego

Los primero casos de Dia se recogieron en 1956 mientras que el Anti-Dib en 1967. En 1990 el sistema Diego (Dia y Dib) y los antígenos Wright (Wra y Wrb) quedaron consolidados.

Referencias generales: (Daniels, 2008; Friedman et al., 2016; Race et al., 1962)


9.15 Sistema Knops (Kn)

Fue hallado por primera vez en el suero de un paciente con 0- tras una transfusión con dicho antígeno. Su sangre era incompatible con todos los tipos de 0. El anticuerpo fue llamado Anti-Kn

Referencias generales: (Daniels, 2008; Friedman et al., 2016; Race et al., 1962)

9.16 Sistema Ok

El primer caso fue estudiado en una mujer con una previa transfusión sanguínea. El genotipo Okª- está limitado a la zona del Japón.

Referencias generales: (Daniels, 2008; Friedman et al., 2016; Race et al., 1962)

9.17 Sistema Raph

Consiste en un único antígeno. El anticuerpo Raph es hallado en el 92% de la población inglesa y es un producto de un gen situad en el brazo corto del cromosoma 11.

Referencias generales: (Daniels, 2008; Friedman et al., 2016; Race et al., 1962)

9.18 Sistema Knops (Kn)

Fue hallado por primera vez en el suero de un paciente con 0- tras una transfusión con dicho antígeno. Su sangre era incompatible con todos los tipos de 0. El anticuerpo fue llamado Anti-Knª.

Referencias generales: (Daniels, 2008; Friedman et al., 2016; Race et al., 1962)

No hay comentarios:

Publicar un comentario